UNIT

En UNIT  somos profesionales apasionados y comprometidos con los proyectos de nuestros clientes e inversionistas. Cada proyecto lo trabajamos como si fuera el único con el objetivo de cumplir y superar nuestras espectativas.

Lun-Vie: 8:30 hrs. - 19:00 hrs. Cascada #150-A Col. Lomas del Valles San Pedro G.G., N.L., México. C.P. 66270 info@desarrollosunit.com

4 Fases del Ciclo Inmobiliario

Todos hemos visto cómo de repente se llena de algún producto; a veces son locales, bodegas, casas para venta, o para renta y cuando nosotros pensamos entrar, el mercado ya se enfrió. Existe un ciclo inmobiliario de 4 etapas, algunos acostumbran a verlo gráficamente en un círculo, y otros como una ola. Es el mismo concepto, y responde a 4 reacciones del mercado e inversionistas.

Las 4 fases del ciclo inmobiliario te ayudan a decidir el mejor plan de inversión en bienes raíces para saber cuándo es el momento oportuno para tomar acción.

1. Recuperación

Fase ascendente del ciclo inmobiliario o la ola. Es el momento después de una crisis donde empieza a volver la actividad. Hay poca cantidad de proyectos con una demanda un poco mayor a la oferta. Los pocos proyectos empiezan a tener éxito.

Sus características son:

  • Crecimiento de la demanda.
  • Crecimiento de la inversión.
  • Crecimiento de la producción.
  • Crecimiento de los beneficios.
  • Crecimiento del empleo.

2. Expansión

Momento más elevado del ciclo económico. Se conoce como el momento más optimista después de una crisis, generando gran actividad y crecimiento económico dentro del ciclo inmobiliario. Se genera una gran cantidad de oferta. Por el momento, todos disfrutan del crecimiento, pero pronto será demasiada la oferta y competencia.

 

 Sus características son:

  • Gran demanda.
  • Las inversiones son más grandes.
  • La producción más fuerte.
  • Los beneficios aumentan.
  • Los salarios aumentan.
  • Los costos aumentan

3. Contracción

Es la fase descendente del ciclo inmobiliario. La oferta empieza a alcanzar la demanda. Empieza un momento de mayor competencia y se produce una caída importante de la inversión, la producción y el empleo. La oferta supera la demanda, los precios bajan, los proyectos se complican y pocos se atreven a invertir.

Sus características son:

  • El crecimiento comienza a frenar.
  • La producción se estanca.
  • Comienzan los despidos.
  • Bajan los salarios.
  • Los beneficios son menores.
  • Hay inflación.

4. Recesión

Dentro del ciclo inmobiliario, es el punto más bajo. No hay nuevos proyectos ni una demanda que incentive a los inversionistas. La escasa oferta pierde valor y calidad, la buena noticia es que esa poca actividad genera una oportunidad para los valientes que piensen a futuro

Sus características son:

  • Decrece velozmente la demanda.
  • Decrece la inversión.
  • Se reducen los salarios.
  • El endeudamiento público y privado sube.
  • Las empresas quiebran.

En el ciclo inmobiliario, el que compra en un momento decreciente, encuentra oportunidades, el que planea en un momento de recesión, está listo para vender en el momento óptimo, pero el que compra y planea en un mercado ascendente, fácilmente se puede perder el momento y salir a vender después de que haya pasado la ola.

Relacionado: 5 razones para invertir en bienes raíces. 

 

En UNIT, entendemos bien los factores que afectan el ciclo inmobiliario, y las señales de cambio entre una fase y otra. El desarrollo inmobiliario es un negocio de tiempo, y es importante saber anticipar el mercado y no sólo reaccionar a él.

¿Quieres que te notifiquemos de nuevos blogs?Déjanos tu correo electrónico.
¡Comparte esto a alguien que le pueda interesar!

Publicar un comentario

¡Háblanos por Whatsapp!